Mira por qué no debes ducharte ni fregar durante una tormenta


Los árboles empiezan a mecerse, el cielo se oscurece y, de repente, oyes el sonido lejano de un trueno. Esa es la señal de que se avecina un peligro potencial. De hecho, es probable que esté a menos de 16 kilómetros de ti, según el Servicio Meteorológico Nacional.

No ignores ese sonido, porque donde hay un trueno, hay un rayo, y un rayo puede matar o causar daño de la forma menos esperada. Eso incluye cuando estás en la ducha, en la bañera o incluso lavando los platos. (Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: