Peñón espacial cae en su cama


Ruth Hamilton es una mujer con suerte. En primer lugar porque se ha librado por muy poco de ser ejecutada por un meteorito en su propia cama. La segunda razón es que la roca que acabó en su almohada puede valer una fortuna. El meteorito, del tamaño aproximado de una naranja, está siendo analizado.( Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: