La primera Feria del Libro fue en la Zona Colonial… ¡en 1951!


Alexéi Tellerías
Es, sin lugar a dudas, el evento cultural más grande de República Dominicana. Y este año estrena espacio, aunque no es la primera vez que La Zona Colonial será su alojamiento. Del 26 de abril al 5 de mayo, esta vigésimo segunda Feria Internacional del Libro se traslada desde la Plaza de la Cultura al entorno de la Calle Las Damas y áreas aledañas en la “ciudad intramuros” de nuestra Primada… pero, ¿sabían que ya antes había estado cerca de allí?

Nuestra primavera de las letras ha tenido distintas fases en su historia. Para la primera hay que remontarse a 1951 (¡ha llovido!) cuando el propietario de la “Librería Dominicana” el pastor evangélico Julio Postigo, realizó la primera versión en… ¡el parque Colón! apenas a unos metros de donde va a ser ahora, agregando también el edificio que hoy es Palacio Consistorial.

¿Y por qué la feria se hace en abril, un mes tan lluvioso? Porque el 23 de abril es el día del libro, en homenaje al genio de las letras españolas Miguel de Cervantes, de quien se decía falleció en esa fecha de 1616.

Desde esa primera vez hasta 1968 se estuvo realizando con ciertas precariedades -exceptuando 1955 cuando, en el marco de la “Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre” se hizo una “Feria Iberoamericana del Libro”- y llegaron a producirse suspensiones en 1956-57 y 1959-60, siendo celebrada por última vez en esta etapa en 1961. Se intentó retomar en el 67, pero sin éxito.

Esto nos lleva a la segunda fase histórica iniciada en 1973, cuando tiene lugar la Primera Feria Nacional del Libro, cuya primera sede fue la Biblioteca Nacional, y extendiéndose luego hacia algunas áreas de la Plaza de la Cultura “Juan Pablo Duarte”, donde se continuaría realizando durante la década de los ochentas y noventas. Previamente, en 1970, se realizó la Exposición Mundial del Libro y Festival Internacional de la Cultura.

Aunque en esa etapa la feria siempre fue nacional, en 1992 cambió de nombre a “Feria Iberoamericana del Libro Pedro Henríquez Ureña” con la finalidad de coincidir con las celebraciones del V Centenario de la llegada de los Españoles al continente. También se efectuó en octubre, en vez de abril como tradicionalmente se hace.

Su realización peligró en 1995 y simplemente no se efectuó al año siguiente, por situaciones que -suponemos- tienen que ver con el tema electoral de aquel año.

Sin embargo, al llegar a la presidencia Leonel Fernández, el tema de la Feria adquiere un matiz más formal, creándose ese año la Comisión Permanente de la Feria del Libro, luego convertida en Dirección General, título que aún conserva. José Rafael Lantigua fue su primer director. Estos pusieron miras en hacerla al año siguiente.

1997 fue un año de mucha experimentación. Fue la última vez que se efectuó como Feria Nacional (la 24) pero también se volvió a mover de lugar. La “Plaza del Conservatorio” (antiguo Quisqueya Park) fue el lugar seleccionado. En esa edición se inició formalmente el invitar escritores y editoriales extranjeras a participar.

No fue hasta el 1998 cuando se arranca con todo en la I Feria Internacional del Libro Santo Domingo, la cual tuvo como país invitado de honor a España y se inicia la tercera y actual etapa, en la cual se invita a un país y se dedica a un autor (por lo general dominicano, aunque se ha dedicado al chileno Pablo Neruda y al puertorriqueño Eugenio María de Hostos).

La Plaza sería el lugar tradicional de la comunidad intelectual y público en general cada abril hasta 2004, año en que se dedicó a Pablo Neruda y tuvo a Puerto Rico como país invitado de honor.

Al año siguiente, la Feria retorna a la Plaza de la Cultura, en un concepto de gran epicentro del libro y la cultura en general, utilizando todo el recinto y sus museos, pero también ampliando la cantidad de eventos, llegándose a efectuar más de dos mil actividades y recibiendo hasta un millón de visitantes, cifra nunca antes lograda.

Es en esta etapa donde se conciben los espacios de Libro Cocina, Tribuna Libre, Pabellón Juenil/Espacio Joven, Pabellón de Autores Dominicanos y los (generalmente cuatro) ejes temáticos sobre los cuales gira la feria, además del país invitado y el autor homenajeado.

Puerto Rico no ha sido el único país invitado de honor más de una vez. Lo mismo ya ha pasado con México (1999 y 2010). Los otros invitados han sido, entre otros: Italia, Francia, España, Colombia, Ecuador, Argentina, Chile, Panamá, Guatemala, Venezuela, Cuba, Brasil, Paraguay y Perú.

Recordemos que la Feria ha tenido casos particulares de países invitados como la Asociación de Estados del Caribe (2008), Santa Sede (2011), el Sistema de Integración Centroamericana (2012) y de ser al mismo tiempo nuestro propio invitado (República Dominicana, 2016)

Ahora que los tres museos más grandes de la Plaza de la Cultura están en remodelación (y gran parte del espacio de la Plaza inutilizable), la Feria vuelve a empacar maletas y se mueve a donde todo comenzó, en medio de miedos, expectativas y la esperanza de que nuestra “Primavera de las letras” arroje más vida sobre las piedras coloniales. ¡El tiempo tendrá la última palabra!

Tagged with:
*Noticias República Dominicana

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: