«El día que fui a prisión recuperé mi vida»


Una historia contada a BBC Mundo
Mientras se encontraba sentada en el banquillo de los acusados, esperando para que el juez la enviara a prisión, Lilly Lewis no podía creer que sus ganas de reír eran incontrolables. No entendía por qué. No eran nervios. No había nada remotamente divertido en la situación que estaba viviendo. Su abogado le había advertido que estaba buscando una sentencia de ocho años de prisión para ella. Mándenme a prisión ya (…) Estoy lista, llévenme ahora». (Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: