El único campeón olímpico israelí vende su oro por falta de cuarto


La gloria olímpica no siempre va de la mano de la salvación económica. De hecho, no son tantos los que se salvan para siempre luego de ganar una medalla de oro. El caso de Gal Fridman, único campeón olímpico de la historia de Israel, es uno de ellos. El windsurfista, que cosechó esa presea en Atenas 2004, puso en venta su medalla porque “necesita el dinero”. (Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: