Se comía las uñas, le dio cáncer y le mocharon un dedo


Comerse las uñas parece un hábito inofensivo o de poco riesgo. Pero el caso de la australiana Courtney Whithorn pone en entredicho esta idea. (Seguir leyendo…)

Uncategorized

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: