De agricultor a destacado pitcher de los Yankees


El Luis Severino que hoy exhibe un brazo sagrado con los Yankees y que este año concluyó tercero en la carrera por el premio Cy Young en la Americana, primero, en su niñez tuvo que sacrificarse fuertemente junto a su padre en el trabajo agrícola y en la pesca para poder levantar a la familia en su empobrecida Sabana de la Mar. [Seguir leyendo…]

Deportes

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: