El cancer tocó mi cuerpo pero no mi alma

La historia de Rosemery Ramos
Su hijito murió de cáncer. ‬ Y ella, con el diagnóstico en el sobre, fue a hablarle al cementerio.‬‪“Por ti y por mi voy a luchar”.‬
‪Armada de una hermosa sonrisa que no la abandona y muchas ganas de vivir, Rosemary echó el pleito.‬Y aquí está, bella, vital, con todos nosotros. ver:

*Noticias República Dominicana

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: