La dejó atada y mató a 26 personas. ‘Lo amaré por siempre’


La viuda del atacante de la iglesia de Sutherland Springs dice que Devin Kelley, quien perpetró la masacre, no es la persona de la que ella se enamoró, sino un joven quebrantado que había perdido su fe en Dios. (Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: