Dominicana: “Nunca pensé que mi cuerpo y mi voluntad fueran tan fuertes”

Ivy Morales, nuestra colaboradora de temas de fitness, otra historia interesante:

“Mi nombre es Ángela Lopez; tengo 34 años de edad, soy madre soltera, y tengo 2 hermosos hijos, Stephanie de 14 años y Felix de 17 años. Soy de San Francisco de Macorís, Republica Dominicana. Llegue a Estados Unidos por primera vez a la edad de 14 años. Desde jovencita fui flaca, a tal punto que no subía de peso por más que comía, tomaba vitaminas, o me inyectaba.unnamed Dominicana: Nunca pensé que mi cuerpo y mi voluntad fueran tan fuertes

Me case jovencita y sin experiencia en la vida por lo que después de mis embarazos quedaba en el mismo peso anterior y no veía la necesidad de controlar mi manera de comer. Por cosas de la vida, así mismo como me case joven también me divorcie, convirtiéndome en madre soltera; esta fue la tarea más difícil pero la más hermosa que Dios me ha asignado en esta vida, un hecho que me marco y me cambio por completo. Pase de ser solo ama de casa a ser madre y padre a tiempo completo, de co-dependiente a ser independiente, y de anonada a ser responsable del bienestar de mis hijos.
Debido a mi juventud, descuide mi apariencia física, comiendo tarde de la noche, tomando copas de vino, asistiendo a fiestas hasta altas horas de la noche, y refugiándome en muchos falsos amigos. Las personas tenemos por costumbre, después de salir de la discoteca a las 4 de la mañana, meternos a comer en frituras y en los famosos chimichurris, encontrando en la comida un placer temporario que pronto desvanece. Después de tanto descuido, y de varios episodios que marcaron un punto en mi vida, me di cuenta que mi cuerpo había cambiado. Había aumentado de peso de tal manera que sentía que no había vuelta atrás; no tenía ni animo ni deseos de hacer un cambio en mi vida. Los ejercicios y las dietas no eran una opción para mí, ya que el comer y el utilizar mi tiempo en compras eran una manera de esconder la gran tristeza que me causaba el aumento de peso.
La carga fue pesada al principio y me deje arropar por una depresión interna que solo yo podía sentir pero que pocos familiares cercanos podían notar. A pesar de tener el apoyo de familiares cercanos, mi más grande apoyo vino de mi madre, Teresita Delgado, mi tía, Delsia Delgado, y mis hermanos, Nephy Devarez y Yisell Olivo Devarez; siempre estuvieron a mi lado aunque yo intentaba alejarlos ya que quería estar en soledad donde si pudiera dar libertad a mi depresión entre copas y música. Dentro de mí tenía la necesidad de un cambio y bajar de peso, pero no aceptaba que nadie me dijera que lo necesitaba. Mi frase favorita para bloquear a todo aquel que me aconsejaba que bajara de peso era “el que me quiere, me tiene que querer como quiera” aunque por dentro necesitaba sentir que yo misma me quería tal y como era, pero no era así; me sentía atrapada y sin salida. Empecé a buscar todo tipo de dietas, pastillas, teses, y hasta pensé en la cirugía plástica. Buscaba una solución rápida a mi problema pero no la encontraba; todo funcionaba temporalmente y al final subía el doble de lo que había bajado.
Gracias a las redes sociales como Instragram, encontré a mi coach y amiga Ivy Morales; vi sus fotos y el cambio que había en su vida, pero había un problema, el ejercicio. Me consideraba débil de mente y de cuerpo para dar un cambio tan drástico a mi vida. Pasar de dormir hasta tarde, comer en la noche, no tener ninguna actividad física más que caminar en el centro comercial, y solo tomar coca cola porque no me gustaba el agua a levantarme temprano, comer a las horas debidas, ejercitar mi cuerpo a diario, y solo tomar agua era un giro de 180 grados. Con la ayuda de Ivy, empecé poco a poco a seguir el programa de alimento y ejercicios de Beachbody, pero sin decirle a nadie, sin hacerlo público; pensaba que al final iba a tener los mismo resultados anteriores y no quise que el mundo viera lo que yo pensaba era mi fracaso, pero no fue así.
Nunca pensé que mi cuerpo y mi voluntad fueran tan fuertes; hoy puedo ver que tengo cualidades que desconocía, que solo me faltaba motivación, inspiración, y apoyo de alguien que creyera en mí, alguien que me empujara para seguir adelante cuando la meta parecía imposible, pero que no fuera mi familia ya que pensaba que ellos me decían cosas positivas porque me querían tal como era y no porque eran ciertas.
Mi mayor motivo para empezar y terminar este reto fui yo misma; no lo hice ni lo estoy haciendo para recibir el aplauso de nadie, al contrario, deseo que otros al igual que yo puedan dar el primer paso que lleva a un cambio maravilloso. Empecé este reto con 184 libras hace 6 meses y el día de hoy tengo 133 libras, en conjunto con una alegría, felicidad, y orgullo de haber terminado triunfante lo que un día me propuse. Después de tanto tiempo en soledad encontré compañía de personas que estaban tomando el mismo camino que yo, al unirme al grupo de apoyo 413global.

tu puedes
Quiero que otros vean lo feliz que soy y lo animada que me siento al ver mi cuerpo cambiado, mi peso ideal casi logrado, mi cuerpo tonificado, y lo mejor de todo, ver que mi familia me apoya y quiere seguir mis pasos. Mi motivación para seguir día a día con este cambio de vida es ver que otros lo han logrado porque ahora siguen mis pasos; ahora yo soy su ejemplo, su coach, y su amiga. Puedo ayudar a otros que también están hundidos en la depresión y atrapados en un cuerpo que nos les pertenece como es el caso de mi prima, Darelys Valerio, y mi gran amiga, Dilenia Urena, quienes me dieron la oportunidad de entrar en sus vidas de una manera diferente para que dieran el primer paso para cambiar sus vidas. Gracias a este gran cambio, ahora tengo 2 grupos de apoyo en Facebook, Team Motivation y Team Génesis. En estos grupos, yo ofrezco la misma motivación que yo necesite en esos momentos difíciles de mi vida, ofrezco ayuda a dar los primeros pasos para empezar un nuevo estilo de vida.
Muchos han decido cambiar, seguir mis pasos, y empezar el reto al ver el cambio en mi vida. El sobrepeso no es solo un problema físico sino emocional, el cual tu puedes vencer entrando a un grupo de apoyo como el que yo ofrezco. En los días más difíciles, cuando sentía que no podía seguir adelante, nada me satisfacía más que ver el resultado de mi gran esfuerzo con cada sesión de ejercicio que completaba y con cada libra que se desvanecía, lo cual me motivo a crear mi nueva frase favorita, “NO K NO,” la cual ha sido inspiración para otros.”

con su hijos

Sígue  a nuestra pana, la entrenadora Ivy Morales, por sus páginas para más motivación y tips de salud:

ivy moralesFb.com/Ivylicious11 – IG:@Ivylicious11
Tambien Beachbodycoach.com/IvyMorales
Ivanova Morales
Coach ID:116205

Tagged with: ,
Posted in Salud, Uncategorized