El tabaco en andullo de don Manuel [fotos]

Cotui.– Ahí en una esquina se sienta el señor para vender su andullo de tabaco por más de treinta años.vean:


CIMG5073
Don Manuel tiene más de treinta años vendiendo tabaco , su venta comenzó desde niño con su padre en San Victor Moca, y se ha dedicado casi toda la vida a este oficio. Hablando con don Manuel, comienza a contar su historia del tabaco, aquellos tiempos donde vendía al por mayor, Ese tiempo que Manuel decía que era el tiempo “donde muchas personas compraban de verdad, como si el tabaco formara parte importante en la vida”, cuenta que los jugadores de gallos y gente de edad mayor en el campo, le compraba todos los sábados de grandes cantidades como para que el tabaco le durara muchos días.

Hoy don Manuel reconoce que este es un negocio que no le está generando gran cosa, que su puesto se ha convertido en una costumbre, más que una necesidad, y que aunque no se gane lo suficiente como para comer por una semana, sigue vendiendo en la esquina de siempre, así puede relajarse un poco, siempre habla con sus viejos amigos que le visitan al negocio, comenzando su trabajo con una taza de café que le lleva una vieja compañera. Habla de esos tiempos, en los años 80, esos eran los años que se vendía el tabaco de andullo en cantidades mayores, pero hoy no le llega a funcionar la venta y ha tenido días que tiene que volver a su casa con el mismo andullo que se sentó.

En la República Dominica la tradición del tabaco de andullo sobrevive en el comercio de los mercados de los pueblos y en algunos colmados. En la región Norte y sobre todo en el Cibao, fumar el tabaco de andullo en una pipa o cachimbo de barro es todo un ritual pero, en la actualidad es poco común.

Este tabaco se vende en trozos pequeños o en picaduras. Los fumadores lo utilizan en pipas, cachimbos o en “pachuché”, que es un cigarrito hecho a mano con papel corriente o con hoja de naranja.

CIMG5072

Posted in Uncategorized