Turismo interno: El Sendero del Cacao


El coro de los @biomochileros se fue a la parte Oriental del Valle del Cibao, específicamente a San Francisco de Macorís hacia El Sendero del Cacao, ubicado en la Hacienda La Esmeralda.

Vanessa Vallejo, diseñadora gráfica y Community Manager del sendero, coordinó y nos acompañó en todo el trayecto.

Un gran letrero de “Bienvenidos a esta hermosa tierra del cacao” y cacaotales desde la entrada a pie nos hicieron sentir que la pasaríamos muy bien y aprenderíamos bastante; llegamos a un área común al aire libre con comedor y bar, el personal nos recibió con un apretón de manos y una taza de chocolate en unas coquetas tazas talladas en madera, “Bueno, esto empezó bastante bien” — me dije mientras le daba un sorbo a mi taza.

Oscar hablando del proceso de la siembra

Óscar, nuestro guía, capitaleño con 3 años trabajando en la plantación, con voz tranquila y clara, nos lleva a la primera parada del sendero: La siembra del cacao. Nos comentó el proceso desde la semilla hasta el brote y la interesante selección del cruce de las plantas madre, que son las de mejor producción de un chocolate con alta calidad para exportación: El 93% del chocolate producido en el sendero se exporta a Europa y Asia, es totalmente orgánico.

Este sendero fundado en 2008 tiene 650 tareas de cacaotales de la variedad Trinitaria, que resiste al clima y las plagas. Óscar nos explicó la cosecha (que es totalmente manual) y nos abrió una mazorca madura de cacao para ver y probar los granos, en este punto solo se consume la pulpa porque el grano antes de tostar es muy amargo, cuando lo probé me supo a limoncillo con un gusto a chinola; es interesante que los matices ácidos y dulces de esta variedad son gracias a los bananeros y naranjales esparcidos en la plantación.

Mazorca de cacao

Las plantas de cacao pueden producir mazorcas de cacao desde el suelo hasta las ramas más altas, sus flores son pequeñas y ligeramente rosadas, contrastando con el fruto que es mucho más grande y al madurar tiene tonos amarillentos y naranjas. Sin embargo, no todo es color de rosa: El cacao sufre ataques de animales y hongos, Oscar nos dijo que tienen distintas técnicas para evitar que esto suceda, desde monitoreo constante, perros entrenados para cazar depredadores, Boas de la Hispaniola y espantapájaros.

Luego pasamos al proceso de la fermentación, donde la temperatura aumenta y genera un proceso químico de varios días para ayudar a eliminar la pulpa que recubre el grano de cacao; ahí empezamos a oler algo parecido al licor de cacao. Luego los granos pasan al proceso de secado en una especie de enormes bandejas al aire libre tapadas de la lluvia o el rocío, ahí los granos se oscurecen y disminuyen hasta casi una cuarta parte de su tamaño original.

Cuando se secan, los granos ya tienen el tono marrón que todos conocemos y aún están amargos. Luego fuimos a un área más climatizada donde usamos gorros para evitar contaminar el producto, en ese lugar los granos se tostaron en una máquina especial; este es uno de los procesos más importantes porque en él se define el sabor y aroma final que resaltarán en el chocolate, después los granos se parten y airean para eliminar cualquier cáscara o piedra que haya quedado de los procesos anteriores.

Los cacaotales se siembran a 4 metros de distancia

En este punto Óscar nos dijo que el chocolate se convierte en lo que se conoce como Nibs de cacao, que se muelen con azúcar y lecitina de soya en tubos a presión para mezclar los ingredientes, eliminar grumos y suavizar el producto;
la pasta resultante de la molienda se calienta lentamente, este proceso puede tomarse su tiempo pero vale la pena para mantener el brillo y la suavidad del chocolate.

De un momento a otro el olor a chocolate nos invade y se siente en todo el lugar, me sentí como una niña otra vez. El chocolate se atempera en una meseta de mármol y se enfría en vineras; para nosotros los simples mortales que no tenemos vineras, con ponerlas en la parte baja de la nevera es suficiente, nunca en el congelador.

De lo más interesante que experimentamos fue despertar los sentidos para apreciar un chocolate de alta calidad y sabor especial: “Cierren los ojos y huelan el chocolate” — nos dijo Óscar mientras nos ofrecía pedazos de chocolate listo para consumir. Un dato que yo no sabía es que el chocolate no se mastica, sino que se funde en la boca, así se puede disfrutar todas sus propiedades organolépticas. “Ahora cómanlo, ¿pueden identificar qué sabores tiene el chocolate?”, hubo toda clase de respuestas: Desde palo seco, tonos ácidos, madera o puro chocolate.

Luego pasamos a una especie de cocina de campo para ver a Maribel, quien nos contó cómo en el pasado se preparaba el chocolate; llevaba un vestido amarillo con flores, pañuelo en la cabeza, sonrisa cálida y mirada coqueta.

Regalo: perrito de chocolate

Del chocolate se extrae el chocolate blanco, la manteca de cacao que se usa para productos de belleza y diversos productos alimenticios. Con voz firme nos habló del proceso más rudimentario pero igual de efectivo de la fabricación del cacao. ¿Cómo se hacía la pasta de cacao en el pasado? Bueno, pues majando… los granos de cacao junto con azúcar en un pilón, todos pudimos usar el pilón para formar la pasta y luego se forman bolas con la pasta que se pueden tanto refrigerar como mantener a temperatura ambiente y rinden para 3 litros de leche.

Al final del recorrido tuvimos un rico almuerzo y nos regalaron una muestra del chocolate que habíamos probado. Definitivamente El Sendero es un homenaje a nuestra cultura en un ambiente familiar, personalizado, interactivo, con un tour fácil de entender para grandes y pequeños con datos interesantes y una propuesta apta para locales y extranjeros.

El Sendero del Cacao es una opción de turismo interno que dinamiza la economía de un pueblo hermoso, bien cuidado y con un personal que te hace sentir muy familiar. Tienen reconocimientos de Tripadvisor por su servicio al cliente y toda la información para las reservas se encuentra en http://cacaotour.com/es/ o en su cuenta de Instagram @elsenderodelcacao.

Espero que este resumen los motive para que no les cuenten y se inspiren para si está o no de vacaciones, saque un ratico de esta vida tan afanada y se transporte a un lugar donde sus sentidos se diversifican y el conocimiento se vuelve un motivo de orgullo nacional.

Turismo Dominicano, Turismo Republica Dominicana

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: