“Tuve que hacer que mi secuestrador se ‘aficiara’ de mí”


BBC Mundo
Después de dos días de estar encadenada a un armario, Chloe Ayling aceptó compartir la cama con su secuestrador. “Mientras más comenzamos a hablar, más se estaba formando el vínculo y cuando me di cuenta de que comenzaba a gustarle, supe que tenía que usar eso como ventaja”.(Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: