Gritó “¡una foto ahora!” y murió abrazando a su papi

Cuando Braiden Prescott fue diagnosticado con neuroblastoma no sabía de qué se trataba. Apenas tenía dos años. Pero sus padres, Wayne y Steph Prescott, sí. Los médicos les informaron que era un tipo de cáncer que en pocos años terminaría con la vida de su pequeño. (Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: