La extraña enfermedad que padece el hijo de Manny Cruz


Cantante dominicano Manny Cruz/@mannycruzrd
Hola, soy Mateo y esta es mi historia:

Finalmente hoy nos abrimos a ustedes para contarles lo que por este año y medio mantuvimos muy privado hasta no concluir con todo el proceso de cirugía.

Mateo nació con una malformación congénita en su brazo izquierdo llamada Dimelia Cubital o Mano en Espejo que consiste en tener dos huesos cúbitos y ausencia del radio, por ende, ausencia de articulación en el codo, muñeca caída, y dígitos de más, en el caso de Mateo 7 dedos con ausencia del pulgar.Nos enteramos en el momento que nació, ya se pueden imaginar el choque tan grande de emociones y a partir de ese instante nuestro mundo dió un giro, tanto por su nacimiento y por enfrentarnos a esta difícil situación.
Varios doctores y ortopedas reconocidos lo vieron y ninguno sabía o peor aún algunos dieron malos diagnósticos. El primer día de nacido le estiraron la muñeca de una forma tan cruel que solo llorábamos de la impotencia y de solo recordarlo se nos aprieta el corazón, lo que debió ser alegría en la clínica se volvió un trauma y una frustración.

Duramos 5 días en la oscuridad sin saber lo que nuestro chiquitin tenía. Llamamos a medio país tratando de obtener respuestas y varias personas coincidían en que teníamos que ver a una ortopeda llamada Elizabeth Vidal, y gracias a Silvia Callado obtuvimos una cita a los par de días y desde que la conocimos la historia fue otra. Fue la única que nos dió el diagnóstico de lo que Mateo tenía, un caso excepcional del que sólo hay menos de 100 casos registrados en el récord mundial de medicina.

Comenzamos a buscar información por todos lados y no encontrábamos nada. Vidal habló con casi todos sus colegas en RD y alrededor de América Latina y nadie sabía de un caso parecido. Hasta que un día encontró un blog en internet de un doctor en los Estados Unidos que había tratado a dos niños con lo mismo que tenía Mateo. Ya se pueden imaginar lo contento y esperanzados que estábamos de haberlo encontrado, le enviamos un correo y a esperar en Dios que lo viera y que nos contestara.

Mientras esperábamos, teníamos otras grandes preocupaciones, y es que muchas veces este tipo de malformaciones…

View this post on Instagram

Hola, soy Mateo y esta es mi historia: Finalmente hoy nos abrimos a ustedes para contarles lo que por este año y medio mantuvimos muy privado hasta no concluir con todo el proceso de cirugía. Mateo nació con una malformación congénita en su brazo izquierdo llamada Dimelia Cubital o Mano en Espejo que consiste en tener dos huesos cúbitos y ausencia del radio, por ende, ausencia de articulación en el codo, muñeca caída, y dígitos de más, en el caso de Mateo 7 dedos con ausencia del pulgar. Nos enteramos en el momento que nació, ya se pueden imaginar el choque tan grande de emociones y a partir de ese instante nuestro mundo dió un giro, tanto por su nacimiento y por enfrentarnos a esta difícil situación. Varios doctores y ortopedas reconocidos lo vieron y ninguno sabía o peor aún algunos dieron malos diagnósticos. El primer día de nacido le estiraron la muñeca de una forma tan cruel que solo llorábamos de la impotencia y de solo recordarlo se nos aprieta el corazón, lo que debió ser alegría en la clínica se volvió un trauma y una frustración. Duramos 5 días en la oscuridad sin saber lo que nuestro chiquitin tenía. Llamamos a medio país tratando de obtener respuestas y varias personas coincidían en que teníamos que ver a una ortopeda llamada Elizabeth Vidal, y gracias a Silvia Callado obtuvimos una cita a los par de días y desde que la conocimos la historia fue otra. Fue la única que nos dió el diagnóstico de lo que Mateo tenía, un caso excepcional del que sólo hay menos de 100 casos registrados en el récord mundial de medicina. Comenzamos a buscar información por todos lados y no encontrábamos nada. Vidal habló con casi todos sus colegas en RD y alrededor de América Latina y nadie sabía de un caso parecido. Hasta que un día encontró un blog en internet de un doctor en los Estados Unidos que había tratado a dos niños con lo mismo que tenía Mateo. Ya se pueden imaginar lo contento y esperanzados que estábamos de haberlo encontrado, le enviamos un correo y a esperar en Dios que lo viera y que nos contestara. Mientras esperábamos, teníamos otras grandes preocupaciones, y es que muchas veces este tipo de malformaciones… DESLIZA 👆🏼 para continuar..

A post shared by Manny Cruz (@mannycruzrd) on

*Noticias República Dominicana

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: