«Nos sentimos aliviados cuando mi madre se suicidó» al décimo intento


La tarde del 4 de octubre de 1974, la aclamada poeta estadounidense Anne Sexton se echó sobre los hombros el viejo abrigo de pieles de su madre.

Se quitó de los dedos todos los anillos, se sirvió varios vasos de vodka, se encerró en el garaje de su casa, encendió el motor de su Cougar de color rojo y, con una copa en la mano, respiró el venenoso dióxido de carbono que salía del tubo de escape del automóvil. (Seguir leyendo…)

Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: