Dos criollos presos por negocio de 30 kilos de cocaína

Dominicanos 30 kilosTres hombres han sido multados y se le ordenó orden de arresto por conocérsele un negocio de 30 kilos de cocaína mientras hacían el acuerdo vía telefónica en Gulfport, Misisipi.

Ernesto Castillo Ramírez, de 42 años; Jael Peña Vásquez, 30; y José Rosado, de 41 años, fueron condenados a dos años de prisión en la Corte de Distrito EEUU.

Es un delito federal el uso de un teléfono en las actividades de tráfico de drogas. La pena máxima es de cuatro años de prisión.

Los hombres habían sido juzgados, el gobierno estaba preparado para demostrar que cumplen con un presunto narcotraficante en Gulfport y en otros lugares, y envió mensajes de texto y hacía llamadas telefónicas para arreglar un asunto de drogas de 20 a 30 kilos de cocaína. Eso es de 44 a 66 libras de cocaína.

Las reuniones también se produjeron en Florida y Nueva York, según documentos judiciales.

El presunto narcotraficante era un informante involucrado en una operación federal y se registraron las reuniones, de acuerdo con documentos de la corte.

El juez Louis Guirola Jr. multó a Rosado con US$3.000 y a Ramírez y Vásquez con $US1.000 cada uno.

Ellos fueron acusados con otras cinco personas en un cargo de conspiración que implica el tráfico de cocaína en el condado de Harrison y otros lugares de principios de 2014 hasta el 21 de abril de 2015.

Los tres hombres se declararon culpables de llamadas telefónicas en diferentes fechas.

Ramírez y Vásquez, ambos de la República Dominicana, habían sido detenidos el 27 de enero de 2015, pero quedaron en libertad en espera de más investigaciones. Habían ido a la ciudad de Nueva York con US$112.000 y un reloj Rolex a cambio de cocaína, dijo un agente de Seguridad Nacional de Investigaciones en un documento de la corte. Al parecer, habían planeado encontrarse en Manhattan con principal acusado Amada Reyes.

La deportación es obligatoria debido a sus convicciones.

La familia de Ramírez creía que trabajaba para un concesionario de coches y conduciría a Tampa, Fla., para recoger los coches y entregarlos a Mississippi y Nueva York, dijo el agente en los documentos judiciales.

El cargo de conspiración para los tres será despedido a cambio de su declaración de culpabilidad.

Vía » SunHerald

Posted in Internacional

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: