Trabajas o pasas Trabajo? (Humor)


TrabajoPor Orlando Holguín

Hace un par de días, Remolacha publicó un artículo sobre lo perjudicial que puede ser odiar el trabajo. Trabajar te permite ser un ente socialmente productivo, para beneficio tuyo y de la sociedad misma. Ahora bien, si odiar el trabajo es destructivo, mucho más lo es despreciar su empleo.



Siempre le buscamos la quita pata al miau, y como hoy es lunes, buena es la ocasión para aclarar que no es lo mismo Trabajar que Pasar Trabajo.

Trabajar es levantarte y comer un buen desayuno mientras lees la prensa.

Pasar Trabajo es levantarte, poner a sancochar dos plátanos, para a las 12 bajarte un mangusito “Pére’” con dos ruedas de salami. Para colmo, se “desconchinfló” el microondas de la cocina, y te lo tienes que ajustar frío.

 ———————————————————————————————————

Trabajar es ir a la marquesina y encender el vehículo para calentarlo, mientras te das los últimos retoques para salir hacia la empresa.

Pasar Trabajo: es coger la guagua “voladora”,  escuchar to’ la pluma ‘e burro  que habla el dominicano, y llegar a la ofi con el desayunito el la boca, de tanto el chofer darle pa’ allá a la guagua, como si llevara bueyes, no pasajeros.

———————————————————————————————————-

Trabajar es que a las 10 de la mañana te toque el Coffe Break y te desayunes, en la cafetería mientras conversas con algunos compañeros.

Pasar Trabajo es tener hambre a las 10 de la mañana y salir a comprar tostones con salami al carrito de Pepo Fritura. Pepo coge los fritos y el salami con la misma mano que saca y mete el dinero en el bolso.

———————————————————————————————————-

Trabajar es que tú mandes a “bajar” el aire, porque en la oficina hace un frío del caray.

Pasar Trabajo es que en la ofi haga un calor que te pone a sudar como si hubieses echado una carrera con Félix Sánchez. Para colmo, el abanico se “descocotó” y no gira, cuando lo ponen a girar le da el teke teke.

———————————————————————————————————-

Trabajar es que a la 10 todo el equipo tenga una reunión con el jefe, en una mesa tan grande y larga, que caben 36 apóstoles en vez de 12. Allí hay computadoras, proyectores, te llevan café, agua o Iced Tea. (Té Frío. Ja, ja, ja, el dominicano y su inglés).

Pasar Trabajo es que el jefe, a las 9 de la mañana del lunes, los meta a todos en la oficina, donde no caben y no se aguanta el calor. Cada vez que el jefe mueve la silla, suena como un carro que tiene problemas en las bandas de los frenos o en una correa. Alguien entonces dice: ¿Quién tiene 25 pesos, para mandar a comprar azúcar para el café, que no hay?

———————————————————————————————————-

Trabajar es que te llamen a la oficina, pregunten por ti y le digan que tú estás de vacaciones fuera del país.

Pasar Trabajo es ir a la oficina del jefe y decirle que tú vas a trabajar las vacaciones, para pagar varias deudas que te agobian.

———————————————————————————————————-

Trabajar es que en un fin de semana largo, la empresa te regale la estadía en un lujoso resort de la Zona Este.

Pasar Trabajo es coger para un río en el fin de semana largo y llegar el lunes a la oficina con los cabellitos que pareces una gallina “matá” a escobazos y “prietecita”.

———————————————————————————————————-

Trabajar es que el jefe disponga de su lujoso vehículo, para que con su chofer tú vayas a resolver algo urgente para la empresa.

Pasar Trabajo es que tú tengas que salir a resolver algo de la empresa, te enganches en el motor del mensajero. Para jorobarla, pegas un pie del muffler y al regreso cayó tremendo aguacero. Llegas a la oficina “mojá” y “quemá”.

———————————————————————————————————-

Trabajar es que la empresa te haga un préstamo para comprar tu vehículo o para resolver un problema que te afecta.

Pasar Trabajo es cuando tú sales los 15 y los 30 de la empresa, y ahí está “Guardia Viejo”, el prestamista, esperando para darte “kin kan” en la yugular con el módico 20.

En fin, lo mejor que puede hacer todo ser humano es amar su trabajo, o hacer lo siguiente: Poner en una balanza imaginaria, los sinsabores, inconvenientes y adversidades de su empleo. Del otro lado poner sus necesidades, problemas económicos y las bondades de su empresa. Analizar hacia dónde se inclina la balanza, luego tomar una decisión, pues no hay peor cosa que trabajar odiando el empleo o despreciar el trabajo cuando se necesita.

Por favor seguir a Orlando Holguín por @Kecolmado

Posted in Uncategorized

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: