Frases que NO se escuchan en barrios ricos de RD [Parte I]

TrAl dominicano le gusta “vociar”.
Por Orlando Holguín
El rico habla un poco diferente. Aunque se trate de uno de esos “magos” que hacen dinero rápido. Sin que esto sea peyorativo, en los barrios populares se oyen todos tipos de frases, propias del entorno en que se vive, de la confraternidad y de la educación recibida.[Leer mas…]



Es difícil que en una de las suntuosas torres de la avenida Anacaona, usted escuche a alguien vociferar con desparpajo frases y expresiones lanzadas desde un balcón, una ventana o desde interior de la sabana que tienen como salas esos lujosos apartamentos. Veamos algunas.

  • ¿Nuna, cuál salió anoche?
  • Astanasia, conéctame esa plancha por la ventana, que aquí no hay luz
  • Moreno, que ella sale ahora, que se ‘tá haciendo los rolos”
  • Juye, préstame diez pesos, que ahí abajo tengo el motoconchista esperando.
  • ¡Súbeme auyama que no ‘té “chuera”, y dos libras de ñame! ¡No me engañe!
  • Dorotea, ¿tú tiene algo para cuando uno está aventao?
  • ¡Anda pal salami, ya se fue la jodía luz!
  • ¡Manuela, voy pa’ allá pa’ que me hagas un peinao!
  • ¡Suban esa bachata, carajo!
  • Lucía, ¿y es verdad que Roque vino anoche borracho como un perro?
  • ¡Qué marrrrdito calor!
  • La crema, ya me majé un deo.
  • ¡Corran, que a Altagracita le dio un sirimba!

El dominicano utiliza un lenguaje rico en vocablos expresiones y frases, tan nuestras, que para entenderlas la Real Academia de la Lengua tendría que crear un diccionario particular.

Segan a Orlando Holguin en @KColmado

Posted in Uncategorized

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: