El futuro de los entrenadores de fútbol

No se altera, ni maldice. Puede decirse de él que tiene unos nervios de acero y que no tiene corazón. Conozca el primer entrenador artificial [Más…]

Uncategorized

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: