Se dispara un clavo en el caco y ni cuenta se da

No notó sino hasta un día después -cuando comenzó a sentir náuseas- que el clavo había ingresado a su cerebro.

Posted in Uncategorized