Conclusión: Ñeca, ñeca y más ñeca

Los fokiuses antes los industriales: lo que dijo el primero, luego el otro

Posted in Uncategorized