¿Cual es el origen de la palabra “Dominicana”


Bandera dominicana en cara por Charles RodriguezPor Alexei Tellerias

En el “canto a la patria”, Juan Luis Guerra se refiere a República Dominicana como “por siempre bendecida de Dios”. Si buscamos más detrás, recordaremos aquella campaña de “Dominicano soy” de cerveza Presidente donde Fernando Villalona y Milly Quezada se referían a la “tierra bendita de Dios”.

Nuestros tres valores enmarcados en el escudo nacional son “Dios, Patria, Libertad”. Ahora bien… ¿cómo queda esto también enmarcado en el nombre que llevamos ante el mundo?

Para Juan Pablo Duarte, el ideador y fundador de nuestra República, el nombre “Dominicana” siempre estuvo claro desde el principio, y así consta en el juramento trinitario en los pasajes correspondientes a la república naciente. Pero… ¿por qué Dominicana?

Si tomamos el nombre y lo dividimos etimológicamente desde el latín, lengua base de las lenguas romances (como el español) tendremos dos palabras que sirven de apoyo: “Dóminis” y “Canis”. La primera significa Dios, y la segunda Perros.

¿Y quiénes eran los “perros del señor”? La orden de predicadores (ordo praedicatorium) fundada por santo Domingo de Guzmán (¿les suena el nombre?) también llamada los Dominicos.

A esta orden pertenecieron teólogos importantes para la grey católica como Santo Tomás de Aquino… y si hacemos memoria recordaremos que con este nombre es que se funda la primera universidad del nuevo mundo, en 1538. ¿Vamos haciendo las relaciones?

La leyenda histórica señala que, estando embarazada de Santo Domingo de Guzmán, su madre –Juana de Aza- tuvo un sueño en donde daba a luz un cachorro que portaba una antorcha encendida en su boca y un globo (representando el mundo) a sus pies.

Tal imagen puede ser vista en el escudo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (que ya dijimos es de origen dominico y fue creada en el convento de esta orden, ubicado en la Zona Colonial frente al parque Duarte)

Se dice que es basada en esa visión que cuando Domingo de Guzmán funda esta orden de predicadores los llama “Domini canis”, que significa Perros del Señor.

Echando manos de Wikipedia se hallan más detalles interesantes. La “leyenda”, o biografía del fundador escrita por el fraile Pedro Ferrand, señala que de Aza, inquietada por el sueño, peregrinó a un monasterio benedictino cercano fundado por santo Domingo de Silos, el cual interpretó que anunciaba la luz que el niño daría al mundo con su predicación.

En agradecimiento, puso el nombre de aquel a su futuro hijo. Los propios dominicos, en esa línea, se consideran a sí mismos como los perros pastores de la Iglesia.

XXXXXXXX
Sigan a Alexéi Tellerías Por Twitter en @alexeitd

Foto credito: Charles Rodriguez

Publicado en Uncategorized
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 198.106 seguidores